Windows 11 será exigente en los equipos que pueden actualizar: si tu PC no cumple con estos requisitos, lo tendrás muy difícil

1usuario
LEGEND

1usuario

Activo
Miembro del equipo
1366_2000.jpeg

Volvemos a hacer referencia Windows 11 y es que ya vimos como hace unos días vimos como se filtró una ISO que llevó a algunos usuarios a intentar probarla. Lo lograron los compañeros de Genbeta, pero en mi caso me fue imposible porque mi ordenador no es compatible. Y es que por ahora, parece que los equipos anteriores a 2016 no podrán dar el salto a Windows 11.

Y es que con Windows 11 cambian los requisitos de instalación, al menos atendiendo a las exigencias de la compilación que se ha filtrado. No quiere decir que esto vaya a ser definitivo, pero sí que parece que no todos podrán pasar a Windows 11 si no cumplen con cuatro requisitos básicos en sus equipos.


Dos requisitos casi insalvables si tu PC es anterior a 2016​


1366_2000.jpeg


Será el próximo 24 de junio cuando tengamos todos los detalles. Pero mientras comprobamos si se cumple aquello que dijo Satya Nadella de que será "una de las novedades más importantes de Windows en la última década", por ahora lo que sabemos es que no todos los equipos pueden usar Windows 11.
Como cuentan los compañeros de Microsofters, parece que existe un buen número de equipos que no pueden instalar la compilación filtrada de Windows 11. Y el motivo son los requerimientos que exige esta Build:

  • El disco del sistema debe ser de 64 GB o más.
  • El PC debe soportar TPM 2.0.
  • El PC debe soportar Secure Boot.
  • Debe haber al menos 4 GB de RAM.
Cuatro problemas de los cuales, dos son fácilmente subsanables (tamaño de disco duro y de memoria), si bien los otros dos, soportar TPM 2.0 y contar con Secure Boot, sí que son un cuello de botella.
En el caso de TPM 2.0 (Trusted Platform Module o módulo de plataforma de confianza), es de obligada implementación a partir de 2016 si se quieren certificar equipos con Windows 10. Un sistema basado en el uso de un chip con un criptoprocesador seguro para almacenar claves de cifrado con el objetivo de proteger información. Y si nuestro PC no lo posee, será imposible dar el salto a Windows 11. Para conocer si nuestro PC dispone de TPM 2.0, podemos seguir estos pasos:

  • Escribir «Ejecutar» en el cuadro de búsqueda de Windows y pulsar sobre su icono o acceder con el comando Windows + R.
  • Escribir y ejecutar el comando tpm.msc.
  • Comprobar en la parte inferior derecha de la imagen que el equipo cuenta con la versión 2.0
Por su parte, Secure Boot viene a ser un modo de arranque seguro para el firmware UEFI de la placa base. El objetivo es impedir la ejecución de cualquier software no firmado o certificado en el arranque del sistema y viene desde Windows 8.

Si no cuentas en tu PC con estos cuatro requisitos, dos de ellos básicos y centrados en la seguridad, todo apunta a que no podrás dar el salto y actualizar a Windows 11.



1366_2000.jpeg


Por otro lado, respecto a la memoria RAM, debemos recordar que Microsoft quiere evitar que los equipos sigan contando con capacidades de 1 GB de RAM para y 16 GB de capacidad, que es lo que requiere Windows 10 para empezar a funcionar. Requisitos que en Windows 11 parece que tendrán un crecimiento notable.

fuente:entrar
 
Zero
MOD

Zero

Moderator
+
1
Miembro del equipo
Los iconos son exactamente similares aunque se ve muy novedoso.
 
Arriba